IDOVEN

Un niño de 13 años sobrevive a una muerte súbita | IDOVEN

Un niño de 13 años sobrevive a una muerte súbita | IDOVEN

Como sabéis si seguís nuestro blog o nuestras redes sociales, tenemos un objetivo claro: detectar patologías cardíacas a personas que, sin saberlo, pueden estar en peligro con el objetivo de salvarles la vida.

El caso que nos ocupa hoy es el de Tomás.

Tomás tiene 13 años y hace un año sufrió una muerte súbita cuando estaba en el patio del colegio jugando con sus compañeros. 

En aquel momento ni Tomás ni su familia eran conscientes de los problemas de corazón que tenía. Nunca había tenido ningún síntoma. Después de su traslado al hospital por el SUMMA, el equipo de excelentes profesionales y cardiólogos del Hospital de la Paz que le atendió finalmente identificó cuál era su enfermedad: una miocardiopatía hipertrófica grave. La misma que causa muchas de las muertes súbitas.

Tomás fue dado de alta del hospital con un DAI implantado en su corazón y, tras sufrir nuevas paradas cardíacas, se puso en nuestras manos buscando volver a llevar una vida normal. Tras monitorizar su actividad cardíaca durante cerca de un mes, descubrimos cuáles eran los desencadenantes de esas paradas cardíacas: los cortocircuitos que hacían "saltar los plomos" de su joven corazón.

Lo que descubrimos, gracias a nuestra alianza con la empresa Nuubo, le ha permitido cambiar algunos de sus hábitos de vida:

  • Ahora, por ejemplo, sabe que debe evitar hacer cambios de ritmo bruscos que taquicardicen de forma repentina su corazón, ya que, en Tomás, esos momentos producen la inestabilidad eléctrica que puede causar una nueva parada cardíaca. 
  • Esta monitorización prolongada del corazón de Tomás, además, ha sido compartida con los cardiólogos del Hospital de la Paz, para complementar sus estudios y poder elegir el mejor tratamiento para evitar nuevos episodios de estas arritmias malignas.

Hoy en día, gracias a estos nuevos hábitos, al tratamiento médico y al DAI implantado en su corazón, Tomás puede llevar una vida como cualquier niño de su edad.

En este vídeo el propio Tomás os lo cuenta

En IDOVEN trabajamos para detectar este tipo de patologías a tiempo gracias a los latidos que donan voluntariamente las personas que monitorizan su corazón con nosotros. Entre todos ya habéis donado más de 4.500 millones de latidos que nos permiten hacer una medicina cada vez más precisa, más eficiente y ágil en la detección de este tipo de patologías.

Desde IDOVEN ponemos nuestros distintos estudios cardíacos a disposición de todo el mundo, llevando la cardiología de alta precisión a domicilio para ti o para tus seres queridos.

Si quieres saber qué podemos hacer por ti, contáctanos en contact@idoven.ai