IDOVEN

3+1 síntomas por los que debes acudir al cardiólogo | IDOVEN

3+1 síntomas por los que debes acudir al cardiólogo | IDOVEN

Muchos clientes, antes de contratar nuestros servicios, nos preguntan si deben ir al cardiólogo o usar nuestra tecnología. En ningún caso son excluyentes.

Os explicamos a continuación: acudir al cardiólogo cuando notamos que algo no marcha bien puede evitar más de un susto.

Por eso es importante prestar atención a ciertas señales de alarma con las que nuestro organismo nos avisa de que algo no funciona con normalidad.


A continuación veremos cuatro síntomas de alarma:

Dolor torácico: Se define como dolor torácico cualquier molestia o sensación anómala presente en la región del tórax situada por encima del diafragma. La cardiopatía isquémica aguda (infarto del miocardio, angina inestable, angina de reciente aparición) constituye la causa más frecuente y potencialmente fatal de dolor torácico.

El dolor de origen miocárdico tiene lugar cuando la oferta de oxígeno al corazón es insuficiente en relación a sus necesidades; esto ocurre cuando el flujo de sangre coronario es inadecuado, así en la angina estable el dolor dura entre 4 y 15 minutos y se presenta cuando se hace ejercicio físico o tras sufrir emociones fuertes, cediendo cuando se está en reposo.

Cuando se trata de una angina de pecho inestable, la molestia es similar pero aparece estando en reposo, dura más de 20 minutos y los episodios son cada vez más intensos y frecuentes. En un primer momento puede confundirse con un infarto, pero en este caso la presión persiste pasados 30 minutos y no cede.

El dolor torácico típicamente anginoso es referido a menudo como opresivo, como un peso que “aprieta el pecho”. Es típicamente retroesternal, y puede tener irradiación a miembro superior izquierdo y a mandíbula. Es típico del dolor torácico de origen cardiaco que sea más frecuente por la mañana, con el primer esfuerzo, o que surja cuando se realiza algún ejercicio tales como subir escaleras o subir cuestas. Puede ir acompañado de cortejo vegetativo que incluye sudoración fría, náuseas y vómitos. El dolor de origen cardiaco no se modifica con los movimientos que realicemos (esto se asocia con las causas pulmonares o musculoesqueléticas).

En caso de que sintamos un dolor de estas características, la visita al cardiólogo no debe esperar. Con nuestros servicios podemos ayudar a identificar cambios eléctricos del corazón que tienen lugar durante estas situaciones. Nuestros clientes reciben un informe exhaustivo y detallado, donde además incluimos si está indicada la valoración por parte del cardiólogo, así como la urgencia o no de esta valoración en caso de ser necesaria.

Palpitaciones: Aunque también pueden pasar inadvertidas, las arritmias se manifiestan en forma de palpitaciones.

Por esa razón, si percibimos una sensación incómoda en el pecho y notamos alteraciones en el ritmo cardíaco, debemos usar los servicios que ofrece IDOVEN o acudir al especialista, ya que en condiciones normales el corazón debe seguir un ritmo “regular”. Los latidos del corazón ocurren como consecuencia de unos impulsos eléctricos que hacen que las aurículas y los ventrículos se contraigan de forma adecuada, sincrónica y rítmica. La frecuencia cardiaca normalmente oscila entre 60 y 100 latidos por minuto (lpm) en la población general y es más baja en deportistas y gente que realizan ejercicio físico regularmente.

Las arritmias cardiacas aparecen porque el impulso eléctrico no se genera adecuadamente, porque se origina en un sitio erróneo o porque los caminos para la conducción eléctrica están alterados.

Las arritmias pueden causar síntomas como palpitaciones, mareo, síncope o dolor torácico, pero también pueden pasar desapercibidas y detectarse casualmente cuando se realizan pruebas diagnósticas, como es la monitorización de larga duración con nuestros dispositivos. La prueba diagnóstica de referencia es el electrocardiograma, pero tiene la desventaja de que solo registra la actividad eléctrica cardiaca en el momento en que se está realizando y, por tanto, solo nos muestra si existen arritmias en ese momento.

Los dispositivos que ofrecemos en IDOVEN permiten registrar la actividad eléctrica cardíaca durante un periodo de tiempo más prolongado, aumentando así la posibilidad de detección de las distintas anomalías en el ritmo cardiaco.

Fatiga y cansancio intensos: Cuando actividades que no requieren grandes esfuerzos, como subir escaleras, nos agotan, es buena idea consultar con el médico. Es uno de los síntomas de la insuficiencia cardiaca. La insuficiencia cardiaca es un síndrome caracterizado por la presencia de síntomas (falta de aire, mareo, cansancio, dificultad para respirar tumbado, etc.) y signos de que el corazón no funciona bien (expulsa mal la sangre) y se acumula en el organismo; esta hinchazón, conocida como edema, suele localizarse en las piernas, los tobillos o el abdomen. Por ello, a veces se orina más por la noche que por el día (nicturia). Muchas de las enfermedades del corazón acaban en esta entidad. En caso de que las padezcamos, cuanto antes se diagnostiquen mejor pronóstico pueden presentar.

Síncope: El síncope, más comúnmente conocido como desmayo, es un síntoma que se caracteriza por la pérdida de conocimiento de forma repentina y la recuperación del mismo de forma espontánea. Cuando se ha estado a punto de perder el conocimiento se utiliza el término de presíncope.

Se produce, en la gran mayoría de los casos, por un fallo en el riego de sangre que llega al cerebro y existen múltiples causas. Dentro de las causas cardíacas que producen síncopes están las enfermedades del miocardio o las arritmias.

El síncope, en algunas ocasiones se precede de síntomas que nos advierten y en otras ocasiones no. La presencia de palpitaciones o dolor en el pecho antes del síncope o que se presente durante un esfuerzo o una emoción intensa, nos deben alertar de una posible causa cardíaca.

Gracias a IDOVEN se puede llegar a realizar un diagnóstico correcto de la causa de los síncopes de origen cardíaco: si se repiten con frecuencia se puede conseguir información electrocardiográfica gracias la monitorización con nuestros dispositivos de corta duración y si los episodios son poco frecuentes con nuestros monitorización de larga duración.

Si has sentido alguno de estos síntomas en algún momento o quieres cerciorarte del correcto funcionamiento de tu corazón consulta nuestros servicios.
Si tienes más dudas escríbenos a contact@idoven.ai