IDOVEN

"Mis pulsaciones suben mucho al entrenar" Cuidado, es posible que tengas una arritmia | IDOVEN

"Mis pulsaciones suben mucho al entrenar" Cuidado, es posible que tengas una arritmia | IDOVEN

Muchas veces recibimos en nuestro correo o en nuestras redes sociales mensajes como este:

"Me suben las pulsaciones mucho al entrenar, ¿me podéis ayudar a entender por qué ocurre?"

"Tengo 42 años y, al entrenar, tengo picos de 210 pulsaciones, ¿Es normal?"

Ante este tipo de mensajes siempre respondemos lo mismo:

Con IDOVEN podrás monitorizar tu corazón de forma profesional mientras entrenas y descansas. Con nuestros servicios trataremos de entender a qué se deben esos picos en tu pulso: si es un error de tu pulsómetro a la hora de medir el mismo o, si realmente, es algo más serio que implique un problema cardíaco como arritmias conocidas como extrasístoles, taquicardias o fibrilación auricular.

Antes de entrar en detalle de porqué se pueden producir esos picos hay que indagar cómo se está realizando la monitorización de la actividad.

Muchos pulsómetros nos permiten medir el pulso con una cinta en el pecho o con la tecnología llamada fotopletismografía que detecta las ondas de pulso: una fuente de luz infrarroja (LED) emite un haz sobre la piel para iluminar las pequeñas arterias que se encuentran debajo de la piel (puedes leer la diferencia entre un smarthwatch y los servicios de IDOVEN en este post).

Muchas veces los datos que obtenemos al medir en la muñeca, usando esta luz LED que tienen debajo la mayoría de los relojes GPS y pulsómetros, no son, del todo, exactos. Esto puede deberse al sudor, al movimiento de la muñeca, a que el reloj no está lo suficientemente ajustado o a la posición de la misma (cuando montamos en bicicleta por ejemplo la muñeca suele estar un poco elevada). De ahí que los datos medidos en la muñeca no sean 100% fiables y que desde IDOVEN, siempre recomendamos la medición con banda HR en el pecho, mucho más fiable y exacta que la medición en la muñeca.


Si la persona que nos ha escrito nos explica, como es el ejemplo de la imagen, que usa un reloj de alta gama, Suunto Spartan, con banda en el pecho y que en sus entrenamientos es difícil que pase de 170 pulsaciones desde hace años, nos hace ver que algo en el rendimiento del corazón del deportista no está trabajando bien.

En ese momento recomendamos nuestros servicios, estudio de 7 días o de 21 días con los que tratamos de averiguar la causa de episodios asintomáticos como este. En este caso, pese a que esta persona veía después de entrenar que el pulsómetro había registrado picos de frecuencia cardíaca de hasta 224 latidos por minuto, durante el entrenamiento no había notado ningún síntoma como mareo o debilidad de piernas. Este estudio de larga duración también nos permite estudiar casos en los que el deportista sí percibe ciertos síntomas como dolores en el pecho, palpitaciones, taquicardias, mareos, desmayos o ahogo al hacer esfuerzo.

Monitorizamos la actividad del deportista, su descanso y el funcionamiento de su corazón en el día a día y en sus entrenamientos reales. Estos datos se vuelcan en nuestra tecnología, nutrida por inteligencia artificial, y sacamos los resultados del estudio del deportista y las recomendaciones que debe seguir para que el problema no vaya a más.

Desde IDOVEN siempre hemos potenciado la realización del deporte de forma saludable con el objetivo de ayudar a prevenir de forma temprana y no invasiva enfermedades como el infarto de miocardio y la muerte súbita. Nuestra tecnología nos permite analizar millones de latidos de los deportistas tanto profesionales como amateur que contratáis nuestros servicios.

Si has tenido algún episodio en el que tu pulso se dispara sin motivo y quieres saber la causa del mismo, cuéntanos tu caso y podremos decirte cómo IDOVEN puede ayudarte a conocer el estado de tu corazón y que puedas practicar con tranquilidad tu deporte favorito.